Catering

Candelero Thai


Los festejos de inspiración thai, caribeña y lounge están abriendo el camino a nuevas formas —originales y cómodas— de celebrar. Son los tres estilos más in del momento por su espíritu inédito y exótico.

Su ambientación. El bambú es el material protagonista (en Bangkok pulula el mobiliario con esta fibra). Los puff, mesas, poltronas, floreros, camas (se utilizan en las thai lounges) y sillas son de bambú, cuyo elemento se conjuga con telas marrones, verdes pistachos, fucsias y naranjas en la mantelería, cortinas, lámparas y alfombras. Así lo confirma, Karina Gouverneur, especialista en esta tendencia y propietaria de la agencia de festejos Candelero Thai: “El bambú es el elemento natural que determina toda la dinámica de estas celebraciones”. Valga esta ilustración: los toldos son tapizados en hojas de bambú, así como los paraguas que protegen el mobiliario, y los centros de mesa suelen estar compuestos por conos de este material y flores silvestres y tropicales.

Buena parte de la iluminación proviene de velas que refuerzan la luz indirecta de lámparas vietnamitas o marroquíes (otros estilos son bienvenidos). Las plantas —muchas de bambú y palmeras— demarcan áreas. Los budas o las réplicas de templos budistas (el arte tailandés se basa en la escultura y arquitectura) le proporcionan, sin duda, un carácter espiritual a la fiesta.

Sus espacios. Lo usual es crear áreas de sillas y mesas, plazas lounges (con puff, sofás, sillones) y unas cuatro estaciones de comida recreadas con casitas tailandesas: chozas típicas del país que se convierten en el foco de interés más atrayente. Gouverneur despliega en las entradas camas de bambú y las sensibiliza con cojines de seda bordadas con símbolos thai. Algunos anfitriones son tan fieles al estilo que destinan unos salones con mesas de poca altura (de unos 40 cm) con cojines sobre el suelo para breves degustaciones. Todo este diseño —claro está— no admite saturaciones, la idea es confeccionar las zonas con holgura para propiciar la comodidad y la libertad.

Sus sabores. La comida tailandesa se fundamenta en el arroz, la carne, el pollo y las verduras, y en sus sabores conviven con cordialidad lo salado, agrio, picante y dulce. Así la orientación, el menú puede contener lomito con jengibre y cebollín o salsa de maní, arroz aromatizado con jazmín, ensaladas de mango, lumpias de masa de arroz, ceviche, crepes de pato pequinés, camarones al coco. Una mesa de quesos artesanales colmada —además— de tequeños con hojas de arroz y de plátano, es una alternativa inestimable. ¿Qué no puede faltar? El arroz en cualquier presentación. Este repertorio gastronómico es servido, el buffet poco se adecua a las thai.

Ofertas

Subir

Contacto

Dirección


Caracas Distrito Capital
   

Subir